El arte de cocinar

El único ser vivo en la faz de la tierra que prepara su comida es el ser humano. De ser primitivos y comer crudo, directamente de la caza y de la recolección de frutas, vegetales y hortalizas, pasamos a cocinar o combinar olores y sabores en lo que ya consumíamos para abrirnos paso a una nueva serie de innovaciones dentro de nuestro gusto.

 

Así como hay cocinados que no representan ningún tipo de dificultad hasta para los principiantes o inexpertos, hay preparaciones que necesitan mucha precisión en cuanto a la cantidad de condimentos, ingredientes, tiempo de cocción o enfriado y muchas otras cosas que hacen de la cocina todo un arte.

 

Cocina tradicional

 

El arte de cocinar tiene también muchos estilos y métodos, pero en términos generales se puede mencionar que hay como 2 tipos de cocina en el mundo, la tradicional y la vanguardista, aunque la primera siempre tiende a ser la más usada porque ya contiene la base de todos los cocinados conocidos y usados en la actualidad.

 

La cocina tradicional es aquella en la que se hacen preparaciones que contengan las proteínas típicas (carnes rojas o blancas) y un acompañante o contorno, además de que también tiende a verse en el orden de sopa, seco y jugo o entrantes, platos fuertes y postres.

 

La cocina vanguardista

 

Este otro tipo de cocina es la moderna en la que siempre se están haciendo cambios porque se busca innovar constantemente, a veces usando la cocina tradicional como base o rompiendo por completo los esquemas de esta para hacer platos de comida fuera de lo esperados.

 

Dentro de las tendencias más interesantes de la cocina vanguardista está lo que ahorita se aplica mucho y que tiene el nombre de cocina molecular, en la que emplean elementos químicos o materiales y lógicas científicas para preparar comida que redefina el sabor, color y textura de los platillos de comida.

 

Si te gusta la cocina puedes elegir cualquiera de las tendencias culinarias que te interesen, ya seas profesional o principiante, al fin y al cabo, siempre se necesita empezar por una base y practicar mucho para lograr grandes cosas, o en este caso para alcanzar lo sabores ideales de cada plato de comida.